Motivación / Estableciendo Objetivos


¡Aprende a mantener tus niveles de Motivación en un óptimo estado y descubre una forma muy fácil y efectiva para definir tus objetivos y alcanzar tus metas!

Hablar de Motivación, es hablar de un tema muy interesante y de alta complejidad que se relaciona con varias disciplinas de estudio.

Ya sea que nos adentremos en las ramas de la Psicología para comprender las conductas y comportamientos humanos, o en las Neurociencias para indagar cómo funcionan las conexiones neuronales, lo cierto es que es muy valioso aprender a observar detalladamente los estímulos que nos activan para movernos a la búsqueda de metas personales y profesionales.

Frases como “si se puede” o “querer es poder” son un punto inicial para formar una actitud positiva que facilitará el enfoque con el cuál abordaremos los retos que se presentarán en cada etapa del proyecto que vamos a emprender.

La palabra Motivación tiene su origen en la raíz latina motivus que significa ponerse en movimiento, es decir pasar a la acción.

Pero ¿cuál es la razón por la cual muchos objetivos y metas no se cristalizan? ¿por qué muchos proyectos acaban convirtiéndose en buenos deseos?

Para encontrar una posible respuesta podemos recurrir a las técnicas del Management que buscando aumentar la productividad en el ámbito laboral han aportado valiosas técnicas y metodologías aplicables en el mundo profesional y en el mundo cotidiano.

Para comenzar hay que decir que una meta es el final de un proyecto, cuyo punto fundamental recae en el establecimiento de los objetivos que queremos lograr al ejecutar cada fase del mismo; por otro lado, un deseo es algo que simplemente nos gustaría que ocurriese.

Así que el primer paso para motivarnos y encontrar la energía para lograr nuestras metas será la Definición de Objetivos, para lo cual podemos utilizar las guías de George T. Doran publicadas en la revista Management Review en 1981 con un famoso acrónimo denominado S.M.A.R.T. por sus siglas en inglés.

S – Specific: Ser muy claro y específico al definir un objetivo.

M – Measurable: Establecer parámetros de medición en la declaración del objetivo.

A – Assignable: Definir quién ejecutará las acciones para alcanzar el objetivo.

R – Reachable: Ser realista al definir el objetivo.

T – Timely: Definir un marco de tiempo para evaluar el progreso y logro del objetivo.

Mira aquí algunos ejemplos de objetivos que por falta de una correcta definición se convierten fácilmente en deseos.

- Objetivo: Incrementar en un 10% las ventas de eBooks en Google Play Store con un margen de utilidad total de 3,000 usd en el trimestre de Junio a Agosto 2015.

- Deseo: Incrementar las ventas de eBooks en Google Play Store en el 2015.

- Objetivo: Ahorrar mensualmente 600 pesos durante el 2015 para adquirir un smarthpone en la semana de Navidad.

- Deseo: Comprar un smartphone.

Cómo puedes ver, siempre es muy valioso seguir una metodología cuando emprendemos planes y acciones ya que es más probable que nuestros proyectos lleguen a buen fin.

Te invitamos a investigar mucho más sobre el tema de Motivación ya que es de vital importancia mantener nuestra energía bien enfocada para que los sueños se conviertan en realidad y dejen de ser simplemente buenos deseos.

Atentamente,

Antena Colegio

#Objetivos #Sueños #Motivación #Logros #Metas #Ciencia #Paciencia #Estímulo #Deseos #Management

4 vistas

hits

© 2011 by Antena Colegio. Proudly created with Wix.com

Graphic Design by Studio Q

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now