Helados con sabores que te dejarán totalmente frío


¿Te imaginas probar un helado sabor a pétalos de rosa? o ¿tal vez prefieras el sabor a tequila? o quizás tu espíritu aventurero te lleva a probar el de ¿víbora de cascabel? Conoce un poco más de los orígenes de los helados y algunos de sus sabores más exóticos del mundo.

Para algunos las montañas son la morada de los dioses, para otros son gigantescos desafíos por conquistar y para otros cuantos éstas formaciones geológicas fueron fuente de hielo y nieve para la preparación de los más deliciosos postres de la antigüedad.

En el pasado, los postres fríos eran un platillo para mesas de personas muy adineradas ya que sin la ayuda de refrigeradores para mantener los alimentos fríos ésta era una tarea díficil y costosa.

En el Egipto de los grandes faraones se servía nieve y hielo triturado con trozos de fruta a los invitados más distinguidos mientras que en la Roma imperial el volcán Vesubio era una de las fuentes para llevar nieve a los palacios más lujosos y mezclarla con miel y fruta finamente picada.

El gelato italiano o helado italiano aparece en la época del Renacimiento, cuando Catalina de Médici agasaja a sus invitados con un sorbete dulce preparado por Cosimo Ruggieri como parte de los platillos servidos para su boda con el Duque francés de Orléans.

Sin embargo, la historia de los postres helados no se limita a las fronteras de Europa y Asia en dónde el intercambio comercial siempre ha existido por mar y tierra.

La historia de los postres helados también la encontramos en Mesoamérica cuando el gobernante azteca o huey tlatoani Moctezuma Xocoyotzin, mucho antes de la llegada de los españoles a tierras mexicas, degustaba un postre helado elaborado con nieve que los tamemes traían desde el volcán Popocatépetl empacada en sacos de animales para mezclarlo con miel de abeja, miel de tuna o miel de maguey.

Los tamemes eran las personas dedicadas al oficio de cargar y transportar mercancías que recorrían a pie distancias de entre 21 a 25 kilómetros antes de ser relevadas para abastecer de productos los concurridos mercados del imperio azteca en dónde se podía comprar la nieve a un elevado precio de 25 semillas de cacao.

Es así que mientras en Italia el sabor y la calidad de los gelatos italianos han cruzado las fronteras del mundo, en México anualmente durante la época de Semana Santa se celebra la feria de la nieve en el pueblo de Santiago Tulyehualco en la delegación Xochimilco de la Ciudad de México con unos sabores tan exóticos como pétalos de rosa, pulque con gusano de maguey, hierbabuena, víbora de cascabel ó tequila para los paladares más aventureros.

Atentamente,

Antena Colegio

#Comida #Aventura #Vivir #Azteca #Viajar

54 vistas

hits

© 2011 by Antena Colegio. Proudly created with Wix.com

Graphic Design by Studio Q

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now